Page 8 - Dossier de prensa 2017
P. 8

40 ExpansiónLunes9enero2017 ECONOMÍA / POLÍTICAIBEROAMÉRICA EMPRESARIALLa sombra de Donald Trump se cierne sobre la economía mexicanaCAMBIOS EN LAS RELACIONES COMERCIALES/ La promesa del presidente electo de EEUU de aumentar los aranceles para la importación de productos mexicanos amenaza a la economía latinoamericana.Jude Webber. Financial Times México terminó 2016 con buenas noticias para su eco- nomía: una exitosa subasta de campos de petróleo, una in- versión de 1.300 millones de dólares por parte del gigante de la distribución Walmart; y una emisión de bonos de la compañía petrolera estatal Pemex que tuvo una deman- da que superó en seis veces la oferta. A pesar de todo, 2017 comienza con una oscura nu- be sobre el cielo mexicano; una nube con la forma del presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump.El presidente electo esta- dounidense ha prometido re- negociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, o TLCAN, que ha con- vertido a su vecino en una po- tencia manufacturera de co- ches, ordenadores, televiso- res y del sector aeroespacial. La amenaza, que ya ha empe- zado a materializarse, consis- te en la promesa de Trump de imponer un arancel del 35% a todas las mercancías importa- das a EEUU por compañías estadounidenses que han trasladado sus fábricas y em- pleos al extranjero.Aunque Trump ha dejado de hablar sobre la su promesa de eliminar completamente el TLCAN, la segunda mayor economía de América Latina se está preparando para afrontar cambios incómodos en un statu quo de 22 años, que ha convertido al país lati- noamericano en el segundo socio comercial de EEUU después de China. Trump aseguró también que el IVA beneficia injustamente a los productos mexicanos. Para revertir esta situación, ha amenazado con obstaculizar el envío de los 26.000 millo- nes de dólares en remesas que salen anualmente de EEUU rumbo a México y contempla la deportación de miles de in- migrantes en situación ilegal.Posible recesiónEn el mejor de los casos, los analistas esperan que la incer- tidumbre se traduzca en un crecimiento más lento. En el peor, creen que el país debe prepararse para una recesión.Diageo, la compañía de be- bidas alcohólicas más grandeImagen de una planta de fabricación de Volkswagen en Ciudad de México.Protestas violentas contra la liberalización de carburantesEl alza de los combustibles en México, que entró en vigor el pasado 1 de enero, ha provocado una oleada de protestas, algunasde ellas, violentas.El Gobierno de Méxicoha informado de quemás de 250 personas han sido detenidas a causade los saqueos y actos vandálicos, y ha prometido mano dura para frenar los abusos. El subsecretario de Gobierno de la Secretaría de Gobernación (Interior), René Juárez, ha explicado que lo sucedido son “actos al margen dela ley, que nada tienen que ver con una manifestación pacífica, ni con el derecho a la libre expresión que tienen todos los mexicanos”. Ha sostenido que “si bien se tratade hechos acotadosa un pequeño númerode municipios, están generando afectacionesy daños patrimonialesa terceros”.Previamente, el propio presidente Enrique Peña Nieto había prometido mano dura ante el agravamiento de las protestas.“El Gobierno de la República no permitirá abusos de quienes al amparo de esta medida (la subida de precios)se excusan y cometen tropelías”, dijo el mandatario desde la residencia oficial de Los Pinos. Aseguró también que se controlarán los posibles “incrementos o toma de decisiones al alza en precios de productos que no son justificados”. Fue un mensaje de firmeza para contener el estallido social que parece cernirse sobre México, aunque el mandatario también dijo comprender el “enojo”de la ciudadanía anteuna “dolorosa” medida. Además de actos de vandalismo, distintos puntos del país se enfrentaron a bloqueos de carreteras y de terminales de almacenamiento y despacho de la empresa estatal Pemex. Hoy está previsto que se reúnanel titular de la Secretaría de Hacienda, José Antonio Meade, con la Conferencia Nacional de Gobernadores para hablar del ‘gasolinazo’.El tratado comercial con México genera casi cinco millones de empleos en Estados Unidosdel mundo, está trabajando rápidamente para prevenir daños en su mayor mercado en América Latina. Una eco- nomía débil podría lastimar las ventas en México, que cre- cen a un ritmo del 10%. “Con- fiamos en que los sectores que no implican reasignación de empleos estadounidenses no se verán afectados”, explica Alberto Gavazzi, presidente de Diageo América Latina.AutomóvilesSi Trump impusiera arance- les, por ejemplo, al tequila, México podría tomar repre- salias imponiéndole arance- les, por ejemplo, al whisky americano. “Todo el mundosaldría perdiendo”, añade. Ningún otro sector tiene más riesgos que el automo- triz. Los coches representan casi cuatro de cada diez pro- ductos manufacturados que México exporta a EEUU. Además, los componentes fa- bricados en EEUU represen- tan las dos quintas partes de las exportaciones manufactu- reras mexicanas, por lo que un arancel perjudicaría a las empresas de ambas partes de- bido a que las cadenas de su- ministro están estrechamente integradas. Muchos produc- tos –desde piezas de automó- viles hasta el champú– tienen partes que viajan entre uno y otro sitio en su transforma- ción de materias primas aproductos acabados.De todas formas, no estáclaro de qué manera podría Trump imponer los arance- les que prometió durante la campaña electoral. Luis de la Calle, uno de los negociado-Estados Unidoses el destino principal del 80% de los productos que exporta Méxicores mexicanos del TLCAN, asegura que EEUU tendría que desechar el tratado con México, salir de la Organiza- ción Mundial del Comercio (OMC), o ganar una investi- gación antidumping en el sec- tor automotriz.Sin el TLCAN, que genera casi cinco millones de puestos de trabajo en EEUU, las im- portaciones mexicanas y esta- dounidenses estarían sujetas a las normas de la OMC. Para acceder a EEUU, el destino del 80% de sus exportaciones, México tendría que pagar un arancel promedio del 1,9%; el porcentaje se elevaría hasta el 2,5% en el caso de los automó- viles y hasta el 6,4% para losproductos agrícolas. Mientras tanto, EEUU tendría que pa- gar un impuesto del 7,7% para exportar productos industria- les a México, mientras que el porcentaje se dispararía hasta el 38,4% para que los agríco- las, señala el De la Calle. “Cambiar los aranceles en la frontera no tiene sentido; es difícil conseguir un trato me- jor que cero”, afirma.Una restricción en las cade- nas de suministro mexicanas obligaría a los fabricantes a obtener piezas de países con mayores costos. Como resu- mió Oscar Albin, jefe de la In- dustria Nacional de Autopar- tes de México: “No creo que la gente en EEUU quiera gas- tar 30.000 dólares en un co- che de 20.000 dólares”. Sin embargo, Ford y General Mo- tors han anunciado que deja- rán sus plantas de México y Trump ha amenazado a To- yota con impuestos elevados si invierte allí.Bloomberg News


































































































   6   7   8   9   10