Page 14 - Dossier de prensa 2017
P. 14

20 Expansión Lunes 20 febrero 2017ECONOMÍA / POLÍTICAAmérica Latina suma fuerzas y mira a Europa para hacer frente a TrumpGEOPOLÍTICA/ El proteccionismo de EEUU obliga a los países latinoamericanos a unirse y buscar más comercio con la UE. Brasil y Argentina defienden la fusión del Mercosur con la Alianza del Pacífico, a la que pertenecen México, Colombia, Perú y Chile.Yago González. MadridHacer de la necesidad virtud. Este es el lema que está inspi- rando los cambios en la políti- ca comercial de medio mundo desde que Donald Trump se convirtiera en presidente de EEUU. El repliegue protec- cionista americano ha obliga- do a reaccionar a los países con mayores lazos comercia- les con la primera potencia mundial. América Latina es uno de los bloques que se está moviendo con mayor rapidez para reposicionarse: además de fomentar una mayor unión interna, los líderes latinoame- ricanos buscan reforzar la re- lación económica con Europa.Los presidentes de Brasil, Michel Temer, y Argentina, Mauricio Macri, ambos favo- rables al libre comercio, quie- ren darle un “impulso históri- co” al Mercosur, un bloque fundado en 1991 y formado por ambos países y por Para- guay y Uruguay (Venezuela era miembro pero fue expul- sado el pasado diciembre por su escalada antidemocrática). El grupo representa el 80% del PIB de América del Sur.En concreto, Temer y Ma- cri pretenden acelerar la ne- gociación de un acuerdo de li- bre comercio entre Mercosur y la UE, atascado desde hace dieciséis años. La siguiente ronda de conversaciones so- bre el tratado tendrá lugar en marzo en Buenos Aires.Los intercambios entre am-China cada vez tiene un mayor peso en los flujos comerciales de los países latinos de la costa del Pacíficobos bloques se han disparado en la última década. Las ex- portaciones de la UE al Mer- cosur han pasado de 21.000 millones de euros en 2005 a 46.000 en 2015, mientras que las importaciones aumenta- ron de los 32.000 a los 42.000 millones en el mismo período, según la Comisión Europea. Más del 70% de los productos que vende Mercosur a Euro- pa son materias primas.Voluntad política“Desde luego, existe la volun- tad política de acelerar las ne- gociaciones, al menos por par- te de países como España, Alemania o Portugal”, señalan fuentes comunitarias a EX- PANSIÓN, según informa Miquel Roig desde Bruselas. “Existe una mayor reticencia de Francia por el posible im- pacto del acuerdo en su sector agrario”, añaden desde la Co- misión. El factor francés es aún más incierto en pleno año electoral y con una opinión pública en buena parte sedu- cida por el nacionalismo, co- mo demuestra el éxito de la candidata Marine Le Pen.La semana pasada, la comi- saria europea de Comercio, Cecilia Malmström, se mostróEl presidente argentino, Mauricio Macri, con su homólogo de Brasil, Michel Temer, el pasado 7 de febrero en Brasilia.optimista respecto al acuerdo: “Ya vemos el final del camino, aunque aún no estamos ahí, pero tampoco van a hacer falta siete años”.Los contactos de los diri- gentes del Mercosur con sus homólogos de la UE se están acelerando. El presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, se reunió el pasado día 8 en Ber- lín con la canciller alemana, Angela Merkel, para darle unempujón al tratado. Merkel resaltó las posibilidades de dar nuevos pasos tras los cambios políticos en Brasil y Argentina.Por su parte, Mauricio Ma- cri visitará España desde este miércoles hasta el viernes acompañado de más de 200 empresarios argentinos, con el objetivo de lograr inversiones para su país. La canciller ar- gentina, Susana Malcorra, dijo la semana pasada que “hayque terminar el año con un acuerdo político cerrado UE- Mercosur, y los empresarios españoles tienen que apostar por Argentina”.Al mismo tiempo que tien- den lazos con el exterior, los miembros del Mercosur tam- bién tienen que hacer sus pro- pios deberes, como la renego- ciación entre Argentina y Bra- sil de un acuerdo para el co- mercio de automóviles, quesupone el 45% del intercam- bio bilateral. La renovación de este pacto se producirá el pró- ximo julio y, dado el talante aperturista de los gobiernos argentino y brasileño, todo in- dica que liberalizará el sector.Con el objetivo de sumar fuerzas, el Mercosur también quiere acercarse a la Alianza del Pacífico, asociación nacida en 2011 de la que forman parte México, Colombia, Perú yA las puertas de un momento únicoOPINIÓNEl continente americano está descolocado. Mientras Do- nald Trump parece seguir adelante con su política exterior agresiva e aislacionista, la gran in- cógnita que ahora muchos se plan- tean es qué cabe esperar de sus veci- nos del sur. Y la duda no es para me- nos, pues posiblemente estemos an- te una nueva etapa para la diploma- cia internacional y la imagen de estecontinente en el mundo. De hecho, casi sin darse cuenta, Latinoamérica podría estar a las puertas de un mo- mento único dentro de su historia comercial. Una gran oportunidad que le podría permitir actuar con una única voz que englobase a mu- chos de sus países y gracias a la cual pudiese ir ganando cada vez más re- levancia internacional. Pero la tarea no será fácil. Para ello, tendrá que dejar atrás muchas de las rencillas internas que han ido lastrando a esta región en las últimas décadas, y de- berá aunar esfuerzos ante el nuevo escenario que ha abierto ante sus puertas la política trumpiana.Si a partir de ahora la región ya no va a contar con un tratado de libre co- mercio que integre a los países de la cuenca pacífica y asiática, el Trans- Pacific Parnertship (TPP), han de ser los países latinos los que impulsen la creación de un área comercial propia sin depender para ello del liderazgo de EEUU, el cual se antoja cuanto menos ausente, o incluso regresivo, durante el actual mandato.Para tener una única voz, América Latina deberá dejar atrás muchasde sus rencillas internasEn esta incursión, Latinoamérica no tendría por qué verse sola. El que la Administración Trump haya can- celado el TPP no ha hecho más que abrir el abanico de nuevas alianzas tanto para los países latinos como asiáticos. La menor influencia de EEUU supone una oportunidad pa- ra que países como China o Japón puedan expandirse comercialmen- te dentro de Latinoamérica. Y así parece que actuarán. La propia Chi- na por un lado, y Japón, por el otro, ya han mostrado signos de querer fortalecer las relaciones con países latinos. China lleva unos años im- pulsando la alternativa comercial alTPP a través de un tratado de libre comercio conocido como Regional Comprehensive Economic Part- nership (RCEP). Este tratado, que incluye a la inmensa mayoría de países del sur de Asia, más India y Japón, supone el mejor mecanismo con el que China pudiese acercarse a Latinoamérica si pretende reducir la influencia estadounidense en di- cha región. Con este fin, China ya se ha reunido en múltiples ocasiones con países latinos desde 2013, espe- cialmente con Perú. De iniciarse un proceso de negociaciones para que varios países latinos se adhiriesen al RCEP, China además podría dar sa-Jorge Díaz LanchasEfe


































































































   12   13   14   15   16